«LIBÉRATE». DESCÚBRE LAS 6 CLAVES PARA EMPEZAR A TRABAJAR EN TUS HERIDAS EMOCIONALES.

SESIONES INDIVIDUALES O GRUPALES

INDIVIDUAL: $250 POR SESIÓN (6 SESIONES)

GRUPAL: $200 POR SESIÓN (6 SESIONES)

Ambiente agradable, seguro y confidencial.

Incluye materiales.

Recibe un bonito obsequio al completar el total de sesiones.

APARTA TU ESPACIO

FORMAS DE PAGO VÍA PAYPAL, TRANSFERENCIA ELECTRÓNICA O DEPÓSITO BANCARIO TRADICIONAL.

«LIBÉRATE»

«LIBÉRATE»

Conoce y aplica las 6 claves para trabajar en la sanación de tus heridas emocionales. Libérate del odio, el rencor, el resentimiento, la frustración, la impotencia, la culpa, la tristeza, los deseos de venganza o el miedo.

Genera en lugar de ello, conciencia, aceptación, empoderamiento, perdón, gratitud y liberación. Decide vivir ahora un mejor presente y construirte un mejor futuro.

«No se puede hacer nada para cambiar lo que ya pasó, pero sí se puede hacer mucho para decidir lo que vendrá»

SESIONES INDIVIDUALES O GRUPALES

INDIVIDUAL $250 POR SESIÓN (6 SESIONES)

GRUPAL $200 POR SESIÓN (6 SESIONES)

Ambiente agradable, seguro y confidencial.

APARTA TU ESPACIO AQUÍ

«No se puede cambiar lo que ya pasó, pero sí se puede hacer mucho para decidir lo que vendrá»

PASO 1: TOMA DE CONCIENCIA

Este primer paso comprende la identificación de tus principales heridas, puesto que nada puede hacerse sobre algo que no se reconoce o identifica. Antes que nada, resulta necesario el que tomes conciencia de todas aquellos factores o elementos que te hirieron o hieren actualmente, pese a que quizá ya no se encuentren físicamente en tu presente, y más aún, si todavía lo están, para en función a ello reflexionar y tomar decisiones para tú poder sanar.

PASO 2: ACEPTACIÓN

El segundo paso consiste en reconozcas que esas heridas están ahí por algo, pero sobre todo, para algo, y que el hecho de que así sea es porque así tenía que ser, porque simplemente no podía ser diferente a lo que fue o es, pese a que racionalmente resulte complicado erradicar de la mente el concepto utópico del “hubiera”. Sin embargo, cabe aclarar que no se trata de resignarse a las circunstancias, sino más bien, de aceptarlas de manera consciente. Y aunque comúnmente los términos resignación y aceptación suelen ser interpretados como sinónimos, para nada lo son, dado que la resignación te envuelve en un estado de victimismo desde el cual consideras que ya nada puedes hacer, mientras que la aceptación, más bien, te permite encauzarte hacia mejores escenarios, o de por lo menos, empezar a moverte hacia uno mejor del que te encuentras actualmente, pudiendo ser tanto a nivel físico, como mental o espiritual , al empezar a percibir tu experiencia desde una perspectiva distinta.

La aceptación consiste en tomar la experiencia, analizarla desde una perspectiva más elevada y hacerse responsable, si bien, no del daño explícito como tal, si de la responsabilidad que se tiene en torno al procurar sanar esas heridas. Cabe señalar que el tomar responsabilidad tampoco es sinónimo de culpa. Ya que de igual manera, son cosas muy distintas, puesto que la responsabilidad te empodera, mientras que la culpa te anula , invalida y recrimina.

Aceptar consiste en hacer lo posible para asimilar lo que ha pasado y, a partir de ahí, decidir qué hacer y qué sentido darle a ello.

PASO 3: EMPODERAMIENTO

El empoderamiento consiste en explorar nuestro interior para reconocer nuestro gran potencial y ver qué es lo que somos más allá de esas heridas, consiste en hacer uso de nuestra mente para descubrir y resaltar nuestras habilidades, capacidades, fortalezas, virtudes e identificar nuestros recursos, pero al mismo tiempo, también para reconocer nuestras debilidades o carencias, para en función a ello, conocernos más y encaminarnos hacia un trabajo interno en base a la toma de consciencia, aceptación y autoconocimiento.

PASO 4: PERDÓN

En este paso se brinda la posibilidad de reconocer y utilizar el perdón como medio para alcanzar la sanación, con base a un análisis más profundo en cuanto a su verdadero significado, brindando la posibilidad de, por medio de él, purificar el alma, despertarla y hacerla libre, activando con ello su gran poder y potencial. Así pues, en este paso se trabaja en el triple perdón.

PASO 5: GRATITUD

Si bien , el perdón libera, purifica y despierta a tu alma, la gratitud le permite expandirse y hacer uso de todo su potencial y poder, brindándote con ello grandes beneficios tanto a nivel espiritual como físico. Mostrar gratitud ante cualquier situación o circunstancia neutraliza y reencauza la energía generada, logrando con ello, aunque no seamos plenamente conscientes del cómo funciona, el redirigir la energía generada hacia un bien superior. Sin embargo, aunque muchas veces a nivel físico pareciese no ocurrir cambios visibles o contundentes, eso no significa que la energía no este fluyendo, ya que sin duda alguna la energía, a nivel sutil, se encuentra en proceso de transmutación. Por lo que la gratitud brinda a nuestra alma la confianza , seguridad , paz y tranquilidad necesaria para poder afrontar cada una de las experiencias de la vida de una manera más sabia y serena.

En este paso se trabaja para aumentar la energía de la gratitud para con ello aumentar las posibilidades de atraer todo un mundo de posibilidades y bendiciones a tu vida.

PASO 6: LIBERACIÓN Y CELEBRACIÓN

Este último paso consiste en planear la manera en la que te gustaría llevar a cabo tu liberación y celebración por medio del ritual, mismo que actúa como evidencia de tu liberación y sanación, conforme vayas trabajando cada una de tus heridas.

DECÍDETE A DAR EL PRIMER PASO, BRINDA A TU ALMA LA TRANQUILIDAD QUE TANTO ANHELA.

¿Tienes alguna duda? Por favor, contáctame. Será un gusto atenderte.

MODALIDADES

INDIVIDUAL $250 POR SESIÓN (6 SESIONES)

GRUPAL $200 POR SESIÓN (6 SESIONES)

Ambiente agradable, seguro y confidencial.

APARTA TU ESPACIO

FORMAS DE PAGO VÍA PAYPAL, TRANSFERENCIA ELECTRÓNICA O DEPÓSITO BANCARIO TRADICIONAL. (Por favor, solicita los números de cuenta vía Whats App)


«No se puede hacer nada para cambiar lo que ya pasó, pero sí se puede hacer mucho para decidir lo que vendrá»